Criterios para evaluar a un congresista

Correspondencia entre propuestas electorales y gestión parlamentaria

En Colombia, es común escuchar que los candidatos prometen mucho, pero no cumplen los compromisos por los que fueron elegidos. Aunque a veces esto es cierto, no siempre es así. Los ciudadanos, entonces, debemos informarnos sobre las propuestas de los candidatos como una forma de hacer efectiva la rendición de cuentas. Los electores deben exigir compromisos concretos en campaña, para más adelante, si el candidato es electo, poder contrastarlas con la labor desempeñada.

Control político

Una de las principales funciones de los congresistas es promover debates de control político, es decir, requerir la asistencia de funcionarios públicos bien sea para discutir proyectos, para pedir información sobre temas relacionados con sus funciones o incluso para pedir la destitución de ministros por medio de la figura de la moción de censura. Para analizar este criterio, es importante que se tengan en cuenta varios puntos, tales como las posibles relaciones entre los citantes y los citados y la intención real de la citación. Es decir, si el propósito de la citación es presionar la toma de decisiones del Gobierno, informarse de la gestión, o efectivamente cuestionar algún comportamiento o decisión que se considere equivocada. Además, es importante tener en cuenta las consecuencias o resultados de la citación.

Asistencia a plenarias

Las sesiones plenarias permiten a los congresistas tener una visión global de los temas y proyectos que se han tratado en las Comisiones y de las posturas de los representantes en temas diferentes a los de su Comisión. Igualmente, hay que recordar que el reglamento interno del Congreso resalta la importancia de asistir a aquellos debates de plenaria en donde se voten los proyectos de ley, de acto legislativo y mociones de censura, castigando la inasistencia a más de seis sesiones con la pérdida de investidura (Art. 296, numeral 6, Ley Quinta de 1992).

Especialización y dominio temático

Conocer los temas que trata el representante, es decir, los proyectos que presenta y los debates que promueve, es una de las formas de conocer en qué se especializa y cuáles son sus fortalezas. De este modo, se puede verificar qué tanta consistencia guarda su actividad legislativa con respecto a sus conocimientos e intereses. Igualmente,  se puede establecer si existen temas en los que el congresista se considere un conocedor, para así convertirse en el mejor agente de los ciudadanos en dichos asuntos.

Votaciones en proyectos de ley y actos legislativos

Estudiar la manera como loscongresistas votan proyectos de ley y actos legislativos nos permite conocer si efectivamente las acciones del representante concuerdan con los planteamientos que dice defender.

Divulgación de la acción parlamentaria

Es importante que los congresistas hagan públicas sus actuaciones, bien sea a través de sus propias páginas web, de programas de televisión, de reuniones de rendición de cuentas con la comunidad o de la participación en programas como Congreso Visible, que ofrecen  vías de difusión del trabajo legislativo distintas a los medios de  comunicación. Esto refleja el nivel de compromiso del congresista con su electorado, con la ciudadanía y con la rendición de cuentas.

Gestión parlamentaria a favor del departamento de origen y la región donde obtuvo la mayor votación

Es claro que todos los congresistas, independiente de que sean elegidos a través de circunscripción regional o nacional, tienen origen en una región o concentran la mayoría de sus votos en un departamento específico. La gestión a favor de la región no es, en sí misma, ni buena ni mala. De hecho hace parte de la representación que ejercen los congresistas. Lo censurable es que se desarrolle de manera inadecuada y que los recursos que se obtengan sean, por ejemplo, para pagar favores.

Convocatoria y realización de audiencias y foros públicos

Puede que este criterio no sea muy importante para algunos; no obstante, este tipo de eventos genera espacios de diálogo entre representantes y elegidos, reflejan el compromiso de los primeros con su electorado, permiten el fortalecimiento de una ciudadanía informada y robustecen la democracia.

Permanencia en la curul durante el cuatrienio para el que fue elegido

El tema de los reemplazos debe tenerse en cuenta a la hora de evaluar a los congresistas. A través de estos, los parlamentarios ceden temporalmente su curul a otros miembros de la lista por la cual fue elegido. Esta práctica, aunque no es ilegal, ha sido usada de manera inadecuada por algunos congresistas, quienes deciden pagar favores políticos dejando la curul por algún tiempo. Esto, en gran medida, impide la rendición de cuentas y le resta transparencia a la gestión del congresista.

Cabe aclarar que en algunos casos los reemplazos se dan por enfermedad, calamidad doméstica, viajes autorizados, entre otros. Sin embargo, la Reforma Política de 2009 establece una serie de límites a esta práctica. Por ejemplo, reglamenta que sólo podrá recurrirse a la práctica de reemplazos en casos de muerte, incapacidad física absoluta, declaración de nulidad de la elección, renuncia justificada y sanción por delitos distintos a crímenes de lesa humanidad y a vínculos con grupos al margen de la ley.

Comportamiento en bancadas o disciplina de Partido

Para algunos, este criterio puede resultar poco importante, ya que los partidos políticos en Colombia han estado fragmentados y deslegitimados. No obstante, a partir de la Ley de Bancadas se ha buscado reducir este fenómeno, fortaleciendo los partidos, y promoviendo su organización y disciplina interna.