Bogotá, octubre 4 de 2017

 

  • 4.8 billones adeudan las EPS a la red hospitalaria del país.

El Representante Carlos Eduardo Guevara del Partido Político MIRA aseguró que la intermediación por parte de  las “EPS” de carácter privado están quebrando el sistema de salud en el país, pues de acuerdo con cifras del Ministerio de Salud estas entidades le adeudan a la red hospitalaria $4.8 billones de pesos.

 

De estos $4.8 billones las EPS le deben $2.87 billones al Régimen Contributivo y $1.95 al Régimen Subsidiado, que representa el 92% de la deuda total que le deben a las IPS.

 

 Para el caso de Bogotá,  las EPS adeudan $630 mil millones, situación que impide que la red no pueda ampliar y mejorar la prestación del servicio de salud. A esto se suma los dineros que no ha desembolsado el  Ministerio de Hacienda a la Salud, por cuenta de los juegos de azar que equivalen a más de $10 mil millones que podrían alivianar la aguda crisis que enfrenta la red de salud hospitalaria en el Distrito Capital, aseguró el Representante de MIRA.

 

Según cifras de la Secretaría de Salud Distrital a 30 de junio de 2017 la red pública de salud presenta un déficit de más de $20.700 millones, siendo la más crítica la red de la zona sur, la cual presenta un déficit de $20.150 millones, es decir, que el 97% de la quiebra de salud en el Distrito lo presentan este sector, donde se encuentra la mayor población y la más vulnerable de la ciudad.

 

Una de las posibles causas del déficit se encuentra en el rubro “otros gastos” que no están directamente relacionados con la prestación del servicio hospitalario, ni de funcionamiento, los cuales ascienden a $60 mil millones, que representan el 10% total de los ingresos de la red pública de la ciudad.  En la zona sur este rubro se acerca a los  $30  mil millones, es decir, el 19% del total de sus ingresos.

 

Esta situación se evidencia en  las 3.556 quejas que se presentaron en el 2016  y las 2.436 que se han  presentado en  2017, de seguir con este comportamiento las quejas pueden incrementarse en un 37% llegando a 4.872 al finalizar el año. El 35% de las quejas se deben a la demora en la atención y el 15% por la falta de acceso al servicio.

 

Con respecto a las tutelas en el 2016 se presentaron 4.926 y a junio de 2017 se han presentado 2.930 tutelas, cifra que puede aumentar en un 18% al finalizar el año.

 

Para evitar que los pacientes se sigan muriendo en la puerta de los hospitales, el Representante Guevarapropone que la Superintendencia de Salud realice la vigilancia y control a los dineros que manejan las EPS privadas, para que realmente estos recursos garanticen la buena atención de los pacientes, quienes pagan anticipadamente el servicio, pero son los que pagan los platos rotos de la aguda crisis de la salud.