COMUNICADO DE PRENSA

 No. 1 - 2012

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Exigimos respeto al DIH

Condenamos atentados en Tumaco y Villa Rica

 

  • Las Mujeres Ruta expresamos nuestra solidaridad con las familias de los civiles y militares víctimas de los atentados en Nariño y Cauca.
  • Exigimos garantías de protección para la comunidad de Tumaco y Villa Rica ante los anuncios del Gobierno de aumentar la fuerza pública.

 

Bogotá, Febrero 3 de 2012. Con profunda indignación evidenciamos nuevamente la violación al Derecho Internacional Humanitario por parte de actores armados ilegales en Tumaco- Nariño y en Villa Rica – Cauca, que ha dejado un total de 17 muertos, de los cuales 14 eran civiles; 90 heridos, 54 de ellos pobladores de los municipios afectados; además, viviendas, locales comerciales y el hospital de Villa Rica resultaron gravemente afectados. Con estas acciones se violó claramente el principio de distinción y de uso de la fuerza contemplado en el DIH, y las medidas de precaución  que deben tener las partes en conflicto contempladas en el Protocolo 1 Adicional a los Convenios de Ginebra, además de constituirse en un acto que genera terror y miedo.

 

Las mujeres de la Ruta Pacífica nos solidarizamos con las familias de las víctimas y exigimos medidas de protección para toda la comunidad de Tumaco y de Villa Rica que están siendo afectadas por los actores armados legales e ilegales que  operan en esta zona.

 

Por lo anterior exigimos:

Al Gobierno Nacional, que frente a las acciones que adelantará en esta región, garantice la presencia de la Defensoría del Pueblo y de la Procuraduría General para evitar atropellos contra la población civil, especialmente la que se comete contra las mujeres y niñas.

A los actores armados que cometieron los atentados, que le den la cara al país y se responsabilicen por los actos cometidos contra la población civil.

 

Apoyamos y acompañamos la manifestación pacífica contra los actos de violencia que se llevará a cabo este sábado en el municipio de Tumaco.

 

Finalmente, hacemos un urgente llamado al Gobierno Nacional y a las guerrillas para que realicen acciones  que animen la voluntad política de hacer la paz. Por el bien del país, por el bien de la población civil, por el bien de todas las colombianas y colombianos.

 

 

 ¡Las mujeres no parimos hijas ni hijos para la guerra!